miércoles, 9 de marzo de 2011

FAMILIA VALORES Y AMOR: EL RESPETO

FAMILIA VALORES Y AMOR: EL RESPETO: "EL RESPETO COMO UN VALOR QUE DEBE PREDOMINAR EN LA FAMILIA.Comenzaremos con una frase de: Richard Bach, escritor estadounidense, autor de li..."EL RESPETO COMO UN VALOR QUE DEBE PREDOMINAR EN LA FAMILIA.
Dice una frase de: Richard Bach, escritor estadounidense, autor de libros como “Juan salvador gaviota”, “Ilusiones”, “Puente hacia el infinito”, “Nada es azar”: “el vínculo que te une a tu verdadera familia no es el de la sangre, es el del respeto y la alegría que tú sientes por las vidas de ellos, y ellos por la tuya”.
Es un pensamiento muy acertado, pues si bien es cierto que, los hijos mientras son pequeños permanecen a nuestro lado físicamente, también es cierto que en muchos hogares se vive juntos, bajo el mismo techo, pero en realidad cada quien hace su vida sin preocuparle, mucho menos importarle lo que le parezca al otro o ¿cómo se encuentre la persona cuya recámara comparte la pared con la de él, llámese Papás o hermanos, cada uno se maneja por su lado, interesado únicamente en proteger sus propios intereses (que ya sean buenos o malos, pero son los que seleccionó, adoptó o imita).
Cuántos de estos hijos de familia, niños, que eran una hermosa promesa de ser hombres de bien, con un futuro prominente, no se han quedado en las drogas o el alcohol?, lejos de la escuela, o lo más triste cuántos suicidios de niños, jóvenes y hasta de adultos que venían acarreando una triste niñez tenemos como consecuencia de “Una Familia” desunida, desintegrada; Una familia que nunca escuchó, que nunca tuvo tiempo, ni interés para saber de las necesidades de los demás miembros.
Los padres siempre soñamos con tener la familia perfecta, el matrimonio perfecto, los hijos perfectos, una hermosa casa y una economía que nos permita comprar casi todo lo que está en el mercado, nos sea útil o no. Creemos que con dinero podemos comprar casi todo, incluso hay quienes compran la sonrisa de los hijos con un juguete caro; pagan por el abandono en el que tienen a sus hijos y no sólo por el abandono físico, el más grave es ese abandono emocional; dan regalos por desamor, premios por el silencio en el que los dejan; quieren llenar un corazón y un alma vacías, como quien llena un juguetero del cuarto de un niño; sólo con objetos caros y de muchos colores para que se vea bonito.
Un día la Madre Teresa de Calcuta, al llegar a un albergue de niños en el África; y ver tanta carencia, tanta pobreza exclamó con voz entrecortada “No hay peor miseria que, el abandono y el desamor”, pues era la condición en la que esos niños vivían, olvidados del mundo. Cuántos niños vemos que visten de marcas finas o no tan finas, pero sí caras, van a buenos Colegios, pasean en lujosos vehículos y viven en una hermosa casa, pero que paradójicamente, son tan miserables, pues no tienen la atención de nadie mucho menos amor, y viven en la Orfandad, recordemos que, la más terrible orfandad, es la que sufren los hijos, cuando sus padres viven.
Hacemos mención de estos niños miserablemente huérfanos; para poder apreciar a los hijos que con amor, cariño, respeto, educación, tiempo, paciencia, dedicación, reglas y muchas ganas, podemos hacer, tener y disfrutar.
Hoy en día, tristemente nuestro VALORES, cada día están más perdidos. Hoy, ante tanta violencia que a diario vemos en las portadas de los Periódicos que ya ni ganas dan de comprarlos; vemos 3 ejecutados, 20 asaltos, 10 lesionados, robos, accidentes automovilísticos; hasta ganamos el primer lugar a nivel mundial no sólo en obesidad, sino también en corrupción; y ya somos una sociedad indiferente que lee esos encabezados y como si dijera “se reparan igloos” lo que a nadie le interesa en una Ciudad tan cálida como ésta. ¿Qué le podemos decir a nuestro hijos de esta situación?; qué explicación tenemos para ellos y que sea válida? No podemos ocultar esta realidad, no podemos vivir engañándolos, queriéndoles tapar los ojos ante una realidad más que evidente. La gente mata porque no tiene respeto a la vida, porque no tiene miedo a la justicia (es más cree que ésta no existe, y en gran parte tiene razón); la gente roba porque en todo su caminar nunca aprendieron que lo que no nos pertenece, se debe respetar; nadie puede apoderarse de algo ajeno sobre lo que no tiene ningún derecho, mucho menos, disponer de él; pero qué sucede? Que desde que somos niños no se nos dan las pautas para ejercer ese respeto, merecer ese respeto y vivir en ese respeto. Si a tu hijo, aún pequeño, le permites robarse o tomar algo que no es de su pertenencia ¿cómo le puedes exigir más adelante, NO ROBES, si no le has enseñado a no hacerlo o peor aún si tú lo haces, aunque sea con un caramelo en la tienda; si tú le pones el ejemplo del robo, de la mentira, del engaño, del fraude, del hacer cosas malas a escondidas y creer que nadie te va a descubrir. ¿Qué puedes esperar de él? Lo mismo que él hoy recibe de ti.
¿Con qué cara le exiges a tu hijo que no te mienta? Que siempre se conduzca con verdad? Que confíe en ti?, que te cuente todo? Si tú eres su principal maestro de la mentira; y como diría CONFUCIO “se debe gobernar con el ejemplo no con la ley” y cuál es el ejemplo que le das a tus hijos? O crees que sólo son “mentiritas y travesuritas blancas?”, No Señores, las mentiras sólo se llaman mentiras y ya, no hay clasificación.
De los delitos más cometidos en nuestra sociedad que son: lesiones, robos, accidentes automovilísticos; todos ellos son resultados de una ausencia de valores, no hay respeto por la integridad corporal, integridad física del compañero, del semejante; no hay respeto por sus cosas; y en el caso de los accidentes entre vehículos es una clara muestra de la falta de cortesía, de respeto a las normas de vialidad, es una muestra de la violencia que todos queremos ejercer en contra del conductor del vehículo contiguo, se es descortés, prepotente, agresivo, grosero, violento, situación que puede detonar en un accidente de autos, que a veces no pasa a mayores, más que 2 vehículos inservibles, sin embargo cuántas veces, esto deja como consecuencia personas inocentes muertas, niños inocentes que podrían ser nuestros hijos lesionados, atados para siempre a una silla de ruedas, a una cama, cargando con nuestras culpas de padres inconscientes; y más grave aún, sobreviviendo gracias a un respirador artificial en espera de la muerte; y todo ello, como resultado de nuestra falta de VALORES “EL RESPETO”. Y claro, que son temas de los que no queremos hablar, temas que nos parecen escabrosos y nos engañamos que no existen, hacemos como que eso no nos puede suceder, eso sólo pasa en otros mundos, y NO, la verdad es que desde que salimos de la casa por las mañanas a llevar a esos niños que son nuestros hijos al Colegio, y salimos tarde, esperando llegar temprano, ya desde ese momento nos convertimos en un peligro al volante, por lo que claro, que cualquiera de nuestros hijos podría convertirse en nuestra propia víctima, pero no queremos verlo así. Es más bonito creer que “actuamos bien”.
Nuestros queridos niños ven en los periódicos, en las noticias de la Tele, a nuestros supuestos representantes políticos, gritarse, insultarse, ofenderse, agredirse y hasta golpearse; qué belleza de ejemplos ¡
Nuestros Diputados, Senadores, Magistrados y Ministros, Presidentes de los Tribunales de Justicia, Presidente de la Suprema Corte de Justicia, proponiendo y aprobando leyes en los que se permite atentar contra la vida, autorizando el aborto como una conducta legal, despenalizándolo como un delito. Si matar a un ser que se puede defender, se llama homicidio; luego entonces, cómo se llama matar a un pequeño ser en formación, que no tiene cómo defenderse?; y es una torpeza que no se le considere vivo aún, por el hecho de no haber nacido; no habrá nacido pero claro que tiene vida, si ves y escuchas un ultrasonido de un feto en formación, te sorprenderás al escuchar el “galope” de su corazón, cual caballito que corre travieso por la pradera” y si lo ves en tercera dimensión, apreciarás como juega hasta con sus manitas o succiona sus dedos; entonces, tiene vida o no?.
Si se hacen cientos de campañas promoviendo que salvemos a los arbolitos, campañas de reforestación, que no matemos a los arbolitos que son seres vivos; Campañas para que respetemos a las Tortugas; ballenas, focas, se crean grupos como Green Peace de protección de animales en peligro de extinción; y un sin número de manifestaciones pro vida de los árboles y los animales y QUIÉN DEFIENDE el derecho a la vida de un FETO en formación? que por supuesto tiene vida. Argumentan que la madre puede disponer de su cuerpo; pero el Feto es otro cuerpo dentro del cuerpo de la madre, tiene sus órganos propios, corazón propio, y sólo por razones de la naturaleza es que requiere de permanecer en un vientre materno para terminar de crecer y nacer., entonces, tenemos derecho de matar a ese ser vivo? O es más relevante un arbolito?, no por despreciar a los árboles, sólo es por considerar una escala de valores. En ocasiones como en la época de Navidad, te permiten cortar un arbolito, siempre y cuando plantes otros similares para sustituirlo; entonces qué tendrías qué hacer o con qué sustituir a ese FETO, al que le arrancas la vida, TÚ, que eres quien tiene el derecho y la obligación divina de velar por su vida e integridad? Si MATAS A TU HIJO, Qué vas a plantar a cambio? Y, éstos son los derechos que defienden, protegen y velan nuestras leyes y legisladores. EL DERECHO A MATAR y con qué agravantes!
“Si no se respeta lo sagrado, no se tiene nada en que fijar la conducta”.
Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.

“El respeto a la vida es fundamento de cualquier otro derecho, incluidos los de la libertad”.
Juan Pablo II (1920-2005) Papa de la iglesia católica.

Ganamos el Primer lugar en sobrepeso, resultado de una sociedad cuyas familias viven dispersas y comen cada uno por su lado, esa chatarra que llaman Mc Donald, Kentucky, Burguer King, entre otras, chatarras que para poder venderse traen en su Cajita Infeliz, un muñeco de la película en cartelera, son tan malas que sólo así se venden. Pero las filas son largas para adquirir estas Fast Food, cuya traducción al español es sinónimo de flojera, de hoy no cocino y mañana tampoco, total de hambre no se han de morir, la cosa es que coman, no importa qué? Llevamos al niño(a) feliz a comprar su muñeco infeliz, porque claro, no podemos olvidar que el demás contenido de “la cajita” ahí se queda en el asiento trasero del auto. O no?
No fomentamos buenos hábitos de alimentación, pero sí de flojera, de apatía, de pasarse sentada toda la mañana platicando con las amigas en el café, para luego salir corriendo, atropellando a quien sea para llegar por los niños al Colegio y terminamos en las “Fast Food”; no fomentamos el comer juntos, el convivir, el poder platicar, el darnos la oportunidad de compartir la mesa y los alimentos; de conocernos, de interesarnos por los intereses de quienes decimos que amamos: nuestra Familia. O acaso existe algo o alguien más importante que nuestra Familia? Para quién trabajamos? Para quién decimos que luchamos cada día por salir adelante? No le decimos a los hijos: “Eres mi vida, mi razón de existir”?; por ti hago todo? Qué cosa?
Y si queremos hablar de un tema todavía más vergonzoso y que nos aleja cada vez más de nuestros valores, de los valores más fundamentales del ser humano; que nos aleja hasta de Dios, de la esencia de la naturaleza, de los principios de la vida misma; que nos deja fuera de toda moral; recordemos las famosas bodas entre personas del mismo sexo; qué cosa más aberrante, es patético, enfermizo, degenerado y no porque uno tenga alguna fobia por esos seres, ni por no ser “open mind”, no, eso nada tiene que ver con ser de mente abierta, eso se llama de cerebro vacío, lleno de perversión y maldad.
Qué justificaría que un homosexual, gay, lesbiana o cualquier otra persona que disfruta de estar con una persona de su mismo sexo, pueda casarse con otro igual? Qué le dices a Dios? Con qué cara podrías mirarlo? Y peor aún, qué les dices a tus hijos? Te atreverías a invitar a tus hijos a que te acompañen a la boda de su tío Paquito que decidió casarse con su nuevo tío Juanito?, y el traje de novia quien se lo pone o será por sorteo la decisión? Si la naturaleza, Dios o como le quieras llamar, determinó que para poder salvaguardar la continuidad de la especie humana se necesita de un hombre y una mujer, que no hay otro método para concebir a un hijo que la participación de un hombre y una mujer, ya sea por reproducción asistida, inseminación, in vitro, pero a fuerzas un óvulo (mujer) y un espermatozoide (hombre).
Luego entonces de donde nació semejante aberración de “Bodas entre personas del mismo sexo”?
Bendito Marcelo Ebrard que para ganarse el voto de la gran comunidad Gay, la cual realmente es grande; en su desesperada ambición por habitar los Pinos, no le importa legalizar lo ilegalizable, proponer estas iniciativas y estar pendientes de su aprobación, aparte de “apadrinar al primer monstro-matrimonio”, como testigo de horror.
“Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen, pierden el respeto”. George Christopher Lichtenberg (1742-1799) Profesor de física y científico alemán.
Cierto es, que de toda la vida hemos sabido, conocido y visto la existencia de estas personas con gustos por otros de su mismo sexo, y ahora, en la actualidad, su gran proliferación de estos especímenes raros es impresionante, sin embargo, nunca antes habían contado con la aprobación y el aplauso de la sociedad, siempre habían vivido dentro del closet, y de esta forma hacían el menor daño posible. Pero hoy, con leyes que protegen su lesiva humanidad, cada día se proliferan y descaran como las hormigas negras un día después de la lluvia.
Y de nuevo, qué le explicas a un niño de 6, 7 años, qué le dices? Cómo le manejas “la famosa boda de sus tíos”?; le dices que está mal pero que así es la vida o le dices que está bien, que hay que verlos como seres normales, que hay que aceptarlos como son, para que ese niño desde que reciba esa información y la procese en su pequeña cabecita, pero que absorbe todo, concluya que lo mismo da que desde hoy le parezca linda su compañerita chanita, que su compañerito Pedrito; si total, cuando sea mayor podrá casarse de igual manera con uno o con otro.
Cómo hablarle a tu hijo del Respeto como un Valor que debe predominar en la Familia, ante una realidad que cada día se aleja más de los Valores, en especial del Respeto?
Qué Respeto tenemos por nuestros niños, por nuestros jóvenes, por nuestras promesas de vida plena, cuando ahora resulta que pueden ser adoptados por una “pareja gay”. Dios Mío, qué cosa más apocalíptica. Qué les estamos enseñando? A qué los estamos condenando?, cómo los podemos exponer a tanto peligro, en nombre de la modernidad, la aceptación y la tolerancia; NO Señores. Esto no es cuestión de Tolerancia, es cuestión de ir en contra de la naturaleza misma y por ende de la vida humana.
“- Oh, qué delito tan tremendo cometen los que enseñan el mal a los niños y los que enseñan el mal a los que no lo saben. A quien le quita la inocencia a un niño le dice Jesús: “Ay de aquel que escandalice a uno de estos pequeñuelos: más valiera que le colgaran una gran piedra al cuello y lo echaran al fondo del mar”. Ay del mundo a causa de los escándalos.

Siempre habrá escándalos, pero pobres de aquellos que escandalizan a los demás. “Tengan mucho cuidado para no ir a escandalizar jamás a uno de estos pequeñuelos, porque sus ángeles ven continuamente el rostro de mi Padre Celestial”.
(Lc. 17,2).
Si la Inocencia de un Niño es la cosa más bella, más sublime, más tierna, más dulce que puede existir, ese brillo en los ojos, chispeantes y rebosantes de amor e inocencia, ávidos de conocer todo, de explorar todo, de descubrir todo; de saber todo, esos investigadores, exploradores, detectives niños, que con inocencia buscan conocer el mundo, mientras sonríen de manera pícara hurgando por todos lados, sin parar; cómo permitir que hurguen entre la basura, cómo permitir que cada día descubran sólo maldad y perversidad.
Cómo podrían acabar esos pequeños en manos de una de estas llamadas “parejas”?, qué les podrías decir? Cómo le vas a explicar que su Mapá es quién? Y su Pamá es cuál? A la hora de dormir y si no pudiera conciliar el sueño ¿podría acaso ir a acurrucarse en medio de sus Papás? O cuánto tiempo necesitará transcurrir para que ese niño al cual no le une ningún lazo, sea abusado no solo mental sino físicamente. Acaso No existen los Derechos de los Niños, La UNICEF, las Comisiones de Derechos Humanos y cuántas sociedades y asociaciones más, que subsisten con un presupuesto que ondea la bandera “Por el respeto a los niños”, “Por los Derechos de los Niños” y en la realidad, Cuál respeto preservan?, qué derechos salvaguardan? O acaso estos niños que no sólo tienen la desgracia de no contar o haber perdido a sus padres biológicos, también deben ser condenados a ser mudos testigos de relaciones insanas y futuras víctimas?, acaso no se le estás dando cátedra, fomentando que este inocente niño copie sus errores, imite sus gustos, sus placeres, ¿porqué tendría que condenarse a este inocente a seguir su mal ejemplo? Porqué tendría que pagar por los errores de los adultos que hoy son solapados por un mal gobierno y una Tolerante o agachada Sociedad.
No nos hagamos sordos, no nos hagamos ciegos, tampoco somos mudos, no nos consideremos una sociedad avanzada y open mind que permite, acepta y solapa estas situaciones, ni pensemos que nunca le podría ocurrir a nuestros hijos acabar en una “familia” como ésta. La vida da tantas vueltas que un día podríamos dejar de tener la oportunidad de ser unos verdaderos padres, parte del Milagro de la Vida y con la oportunidad Divina de amarlos, enseñarlos, guiarlos, cuidarlos, quererlos, respetarlos y enseñarlos a respetar a valorar la vida, pero a ese ejemplo de vida que Dios nos regaló; no a los remedos de sociedad y de “familias” que hoy imitando a Sodoma, Gomorra, (Destruidos por Dios); el Imperio Romano, los Borgia o la Cultura Ebrard, estamos condenando a nuestros pequeños hijos, quienes probablemente serán unos adolescentes y adultos cada día más desprovistos de Valores, resultados de nuestro ejemplo.
Y que no se te ocurra pensar que si los acercas a la Iglesia harás unos niños buenos, con fe, que traten de conocer a Dios a través de los Sacerdotes, porque todavía te va peor con la ola de pederastas que siempre han existido, escondidos tras una sotana y carita de yo no fui y que hoy se han visto al descubierto a pesar de que la propia Iglesia los trata de proteger o encubrir, por encima de lo que hayan vivido o sufrido esos inocentes niños abusados, incluyendo niños autistas y/o con alguna discapacidad. Todo es cubrir y encubrir la maldad con un dedo, ahora “los curas” “se esconden” de la justicia, de la autoridad, de los ojos de Dios, ellos que hablan que Dios lo ve todo.
Y te das cuenta, que somos un País tan desunido, un pueblo tan distante, una sociedad que no vela más que por sus propios intereses, unas familias que en muchas ocasiones también son desunidas; entonces cómo enfrentas esta ausencia de valores? Acaso estás solo frente a una sociedad llena de toda clase de banalidades, mentiras, envidias, competencias insanas, perversidad, lujuria, ambición desmedida, que lleva al individuo a pasar por encima de todo y de todos; abusos de toda índole; y las víctimas más vulnerables son los niños por su inocencia y credibilidad en los adultos, y esa cultura que a fuerza le queremos inculcar los Padres, de “respeta a tus mayores, obedece a tus mayores”, y con ello se los ponemos a su merced, para cualquier tipo de abuso. No señores, hay que educar a los hijos pero no enseñarles a ser serviles, ni permitirles ser víctimas de abusos, hay que ganarse su respeto y confianza para que puedan contarnos todo lo que les ocurra y jamás ni bajo amenaza encubran a algún adulto que les está causando daño, abusando u obligando a hacer algo indebido. Con nuestro apoyo podemos evitar que nuestros hijos sean víctimas de muchos delitos.
La información con que cuentan los organismos de Procuración de “Justicia” respecto a la ubicación, el lugar y qué personas son las que abusan más de los niños, o en qué medios es que existe más abusos no sólo de maltrato, golpes (violencia física), de palabras (violencia moral), sino de abusos de tipo sexual; tristemente veríamos que la respuesta es dentro del propio núcleo familiar, los abusos en los menores casi siempre son cometidos por tíos, primos, cuñados, abuelos o familiares cercanos en los cuales se le tenía puesta la confianza y de ahí se agarran para abusar de los niños. El lugar? Casi siempre el propio hogar, casa de los tíos, abuelos o parientes en donde se le deje a su merced al menor. Aunque las Procuradurías traten de ocultar estas cifras a la Sociedad para no escandalizar o para no tener que rendir cuentas de que de cada 100 denuncias, logran integrar una averiguación previa para luego consignarla y sea rechazada por el Juez por estar mal integrada, y jamás logran hacer justicia; y sólo la manejen esta información entre las corporaciones policiacas o como informe “maquillado” al Gobernador o Presidente de la República; los Mexicanos tenemos derecho a saber de esta información, para poder asimilar en qué sociedad estamos viviendo? Y preocuparnos y ocuparnos de nuestros hijos y de saber en manos de quién los dejamos cuando tenemos que ir a trabajar.
La Secretaría de la Función Pública a través de su Programa Nacional de Combate a la Corrupción y Fomento a la Transparencia y el Desarrollo Administrativo, permite a los ciudadanos tener acceso a la información que manejan las autoridades federales, estatales y municipales, ya sea en cifras, presupuestos, gastos, ingresos, egresos, inversiones, obras, deudas o estadísticas, con la única excepción de la información considerada reservada o confidencial, la cual deberá ser justificada ante dicha Secretaría el motivo por el cual se le clasifica como tal, de conformidad con la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental. Acudamos y solicitemos la información que necesitemos saber o confirmar, pero abramos los ojos y veamos qué está pasando en realidad? Por qué saber nos da miedo? Los Gobiernos o Gobernantes hacen lo que quieren porque siempre nos quedamos callados y nunca preguntamos nada, por eso no les preocupa ser cuestionados ante ningún acto justo o injusto, corrupto o no. Pues nuestro Querido México, es el México del Silencio y de la Impunidad.
Cómo recuperar los valores? Cómo inculcarlos en tu familia, en tu sociedad? Cómo reconsiderar “EL RESPETO COMO UN VALOR QUE DEBE PREDOMINAR EN LA FAMILIA”?
En dónde venden las bolsas de Valores, para poder regalárselas a nuestros hijos? O acaso vienen las instrucciones incluidas en un Wii, Dsi, Xbox, Play Station que comparten más tiempo con nuestros hijos que nosotros mismos?
"Tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo en que tener un piano no le vuelve pianista" (Michael Levine)

"Un hijo mal amado es un hombre perdido" (Gilbert Cesbron)

"Aléjate de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños" (Kahlil Gibran)
No se trata de ser pesimista, de que no se crea en la gente, de perder en absoluto la confianza y la fe en las demás personas; ni de pensar que definitivamente los valores han sido suplantados por los antivalores o contravalores, incluyendo los de la enemiga que tenemos en casa y que además pagamos por pervertir a nuestros hijos y desviarlos de los valores reales, la caja de colores y sonidos que enamora a los niños y jóvenes y los atrae, alejándolos de la realidad; y que nuestras autoridades en materia de educación (SEP-Secretaría de Gobernación) no hacen nada por regular; aparte de un oscuro y olvidado artículo 74 de la Ley General de Educación, que nadie recuerda o trata de no recordar. (Se adjunta un artículo respecto a los antivalores de la televisión). Autorizan y solapan un canal de las “Estrellas”, en los que sus taranovelas de las 4 o 5 de la tarde, tienen escenas de sexo cual película pornográfica, o no es así? Una Paty Chismoy que alaba a RICKY MARTIN, por el “gran valor” que tuvo al reconocer que es Gay, un Tiziano Ferro que ya venía peleando porque se acepte a las mujeres bigotonas, para poder colarse entre ellas, o un “rarito” de RBD al que hay que hacerle un monumento porque enseñó públicamente a “su marido”; o las bodas entre las mujeres Diputadas o Delegadas del PRD en el Distrito Federal; lo mismo es Un Sky, cablevisión, telecable, cablecom, Dish, VTV o como se llamen que ofrecen una programación igual de carente de valores; y todavía pagamos grandes cantidades por tenerlos en casa pervirtiendo a nuestros hijos.
La pregunta queda en el aire, cómo podemos educar en Valores?, Cómo hacer del respeto un valor predominante en la Familia? Si cuando los hijos salen de la casa, tan sólo en el trayecto a la escuela ya se encontraron con tantos antivalores, que en muchas ocasiones incluyen los nuestros.
¿Los educas para sobrevivir en casa con Valores o los educas para enfrentar una Sociedad carente de Valores? En la que si se dejan, los arrastran.
Qué debemos hacer los Padres? Cómo poder unirnos y recuperar tantas cosas bellas, tantas sonrisas, la paz que da vivir con respeto, con justicia, tolerancia, equidad, amor y honestidad? Un terreno que parece perdido, pero que valdría la pena recuperar para nuestros hijos; recuerdas cuando eras niño y jugabas a correr en la calle de tu casa, con todos tus amiguitos vecinos? Pues hasta eso le han robado a nuestros hijos; primero por la inseguridad en la que vivimos, entonces no dejamos salir a los hijos ni a la puerta si no es con uno u otro adulto, por temor a ser asaltados, secuestrados, atropellados; no nos permitimos conocer a los vecinos porque no vaya a ser un secuestrador, homicida o narcotraficante, entonces tu hijo (s) lo más que pueden hacer es mirar a sus pequeños vecinos de edades similares a la suya, salir de su casa, subir a un vehículo e irse; hasta el derecho a tener amigos vecinos les hemos robado con esta ausencia de valores. Qué más necesitamos ver que les roben a nuestros niños? Para creer que ya es tiempo de hacer algo para recuperar el mundo feliz y sano que un día nosotros vivimos y que no les estamos dando.
No sería acaso interesante que los Colegios en los que tenemos a nuestros hijos, sin importar si es público o privado, nuestros Gobernantes Federales, Estatales y/o Municipales, sin importar el nivel de Gobierno, implementaran programas, organizaran eventos, actividades, competencias, concursos, o celebraciones de “fin de semana en valores”. “recuperemos nuestros valores”, “Niños Unidos Recuperando el Respeto” cualquier actividad constante en la que los Padres formemos parte y así palpemos que sí hay forma de recuperar nuestros valores y no sólo quejarnos de los valores perdidos y como espectadores, mirarlos derrumbarse y llevarse en la catástrofe a nuestros hijos. Planes o Programas que rescaten los Valores de Nuestros Niños, “El Futuro de México”, nuestro Querido México; ese México Bicentenario al que le hacemos fiesta, pero que olvidamos a sus niños, a sus jóvenes, a sus integrantes.
Los Gobiernos son el rostro de los Pueblos, supuestamente son nuestros representantes; las escuelas o Colegios, son aparte del núcleo familiar, la segunda casa de nuestros hijos, luego entonces por qué no unirnos Gobernantes, Padres y Maestros que somos una Comunidad y empezar juntos “Una Cadena de Valores”, empezando con el ejemplo, quizás seamos los primeros o pocos, o no se nos de al principio mucha importancia, pero seremos una voz unida que nuestros hijos, familiares, amigos, compañeros, los amigos de nuestros amigos, nuestros vecinos y todos los que nos rodeen tendrán que escuchar; como la lluvia aunque sea escasa, siempre se escucha.
Qué esperamos para empezar?
No merece acaso tu hijo un mundo de paz, sin violencia y con valores?
Dice una canción de José Luis Perales: “Dímelo Dios quiero saber, en dónde se encuentra toda la verdad? Aun queda alguien que tal vez lo sabrá? Pero yo no…….Dime porque los niños ya no ríen?... porqué nos has dejado solos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada